Felizonia

El País despide a Fernando Savater tras sus críticas a la cabecera del Grupo Prisa

Fernando Savater sonriendo

¿Qué ha pasado?

El filósofo y escritor Fernando Savater ha sido despedido del diario El País, donde colaboraba desde hace 47 años, desde su fundación en 1976. El motivo de su cese ha sido las duras críticas que Savater ha vertido contra el periódico en su último libro, Carne gobernada, que se publicará el próximo 30 de enero.

En el libro, Savater acusa a El País de haberse convertido en un “artefacto al servicio del Gobierno” de Pedro Sánchez, al que considera el peor de la historia de la democracia española. También critica la “desafortunada invasión femenina” en el periódico, que según él ha supuesto una pérdida de calidad y rigor.

La directora de El País, Pepa Bueno, fue la encargada de comunicarle a Savater su despido por teléfono, en una conversación que el filósofo ha calificado de “amistosa”. Savater ha dicho que no se arrepiente de lo que ha escrito y que lo ha hecho con sinceridad y con su mejor intención. También ha expresado su tristeza por dejar atrás 50 años de su vida vinculados al periódico.

¿Qué ha dicho Savater?

En una entrevista concedida a La Razón1, Savater ha explicado las razones que le han llevado a criticar a El País y a su línea editorial. Según él, el periódico ha perdido su identidad de centro izquierda, crítico y plural, y se ha plegado a los intereses del Gobierno y de sus socios de Podemos y los nacionalistas.

Savater ha afirmado que El País ha dejado de ser un medio de referencia y de prestigio, y que ha perdido lectores y credibilidad. También ha lamentado que el periódico haya prescindido de firmas relevantes y de calidad, como la suya, y que haya dado cabida a columnistas “mediocres” y “sectarios”.

El filósofo ha reconocido que sabía que había razones para que lo despidieran, pero que no creía que fuera a ocurrir. Ha dicho que siempre esperaba que hubiera un giro en el periódico, que recuperara su esencia y su independencia. Sin embargo, ha admitido que eso era una ilusión y que el periódico ha cambiado para mal.

¿Qué ha dicho El País?

El País no ha hecho ningún comentario oficial sobre el despido de Savater, ni ha publicado ninguna nota al respecto. Tampoco ha respondido a las críticas que el filósofo ha hecho en su libro y en sus entrevistas.

Sin embargo, algunos periodistas y columnistas del periódico han expresado su opinión sobre el asunto en las redes sociales. Algunos han mostrado su respeto y admiración por Savater, pero también su discrepancia con sus opiniones. Otros han defendido la libertad de expresión y la pluralidad del periódico, y han negado que haya una deriva ideológica o una pérdida de calidad.

Por ejemplo, el periodista Javier Moreno, ex director de El País, ha escrito en Twitter: “Fernando Savater es un referente intelectual y moral para mí y para muchos. No comparto sus críticas a El País, pero las respeto. El País sigue siendo un gran periódico, con grandes profesionales y con una diversidad de opiniones que lo enriquece”.

El columnista Juan Cruz, por su parte, ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser2: “Fernando Savater es un amigo y un maestro. No estoy de acuerdo con lo que dice de El País, pero lo respeto. El País es un periódico libre, independiente y plural, que tiene una línea editorial clara, pero que también da voz a otras opiniones. No creo que haya una invasión femenina, sino una incorporación de mujeres que aportan mucho al periódico”.

¿Qué opinan los lectores?

El despido de Savater ha generado un intenso debate entre los lectores de El País y de otros medios, que han expresado sus opiniones en las redes sociales y en los comentarios de las noticias. Algunos han apoyado a Savater y han coincidido con sus críticas a El País. Otros han criticado a Savater y han defendido al periódico. También ha habido opiniones intermedias y matizadas.

Entre los que han apoyado a Savater, se pueden leer comentarios como estos:

  • “Savater tiene toda la razón. El País ha dejado de ser el periódico que era, y se ha convertido en un panfleto del Gobierno. Yo dejé de leerlo hace tiempo, y no soy el único. Es una pena que hayan echado a Savater, que era de lo poco que se salvaba”.
  • “Bravo por Savater, que ha tenido el valor de decir la verdad. El País ha perdido su independencia y su rigor, y se ha vendido al poder. Es una vergüenza que hayan despedido a Savater, que es un intelectual de prestigio y un referente moral. El País se ha cavado su propia tumba”.

Entre los que han criticado a Savater, se pueden leer comentarios como estos:

  • “Savater se ha vuelto un reaccionario y un resentido. El País es un periódico libre y plural, que respeta la libertad de expresión y la diversidad de opiniones. Savater no acepta que haya otras visiones del mundo distintas a la suya, y por eso critica al periódico. Me parece bien que lo hayan despedido, porque no aportaba nada”.
  • “Savater se ha equivocado al atacar a El País, que es un periódico de referencia y de calidad. El País no es un portavoz del Gobierno, sino un medio crítico y riguroso, que informa con veracidad y contrasta las fuentes. Savater ha perdido el norte y se ha dejado llevar por sus prejuicios. Me parece mal que lo hayan despedido, pero peor me parece lo que ha dicho”.

Entre los que han opinado de forma intermedia o matizada, se pueden leer comentarios como estos:

  • “Savater es un gran filósofo y un gran escritor, pero creo que se ha pasado con sus críticas a El País. El País no es perfecto, y puede haber cometido errores, pero sigue siendo un periódico serio y profesional, que ofrece información y opinión de calidad. No creo que haya que descalificar al periódico por no estar de acuerdo con su línea editorial. Me parece injusto que lo hayan despedido, pero también me parece injusto lo que ha dicho”.
  • “Savater tiene parte de razón al criticar a El País, pero también se ha excedido en sus acusaciones. El País ha cambiado, y no siempre para mejor, pero sigue siendo un periódico importante y necesario, que aporta información y opinión de interés. Creo que hay que ser crítico con el periódico, pero también respetuoso. Me parece mal que lo hayan despedido, pero también me parece mal lo que ha dicho”.

¿Qué consecuencias tiene el despido de Savater?

El despido de Savater ha supuesto un duro golpe para el periódico El País, que ha perdido a una de sus firmas más veteranas y prestigiosas, y que ha visto cuestionada su credibilidad y su reputación. También ha supuesto un revés para el filósofo, que ha visto truncada su larga trayectoria en el periódico, y que ha recibido críticas y reproches por sus opiniones.

El caso de Savater ha puesto de manifiesto la crisis que atraviesa el periodismo en España, y en particular el periódico El País, que ha sufrido una transformación en los últimos años, tanto en su línea editorial como en su modelo de negocio. El periódico ha pasado de ser un referente de la transición democrática y de la izquierda moderada, a ser un aliado del Gobierno de coalición de PSOE y Podemos, y a apostar por un formato digital y de pago, que ha reducido su difusión y su influencia.

El despido de Savater también ha generado un debate sobre la libertad de expresión, la pluralidad de opiniones y la ética periodística. Algunos han defendido el derecho de Savater a expresar su punto de vista, aunque sea crítico con el periódico, y han denunciado la censura y la intolerancia que ha sufrido. Otros han cuestionado la coherencia y la honestidad de Savater, y han argumentado que si no estaba de acuerdo con el periódico, lo que debía hacer era irse, y no criticarlo desde dentro.

¿Qué opinión tengo yo?

Como periodista y como lectora de El País, me siento decepcionada y triste por el despido de Savater. Creo que Savater es un intelectual de primer nivel, que ha aportado mucho al periódico y a la sociedad, con sus reflexiones, sus ideas y su compromiso. También creo que Savater tiene derecho a expresar su opinión, aunque sea contraria a la del periódico, y que eso no debería suponer su cese.

Sin embargo, también creo que Savater se ha equivocado al criticar a El País de la forma en que lo ha hecho. Creo que Savater ha sido injusto y desproporcionado, y que ha faltado al respeto al periódico y a sus profesionales. Creo que Savater ha mezclado sus opiniones políticas con sus valoraciones periodísticas, y que ha caído en el simplismo y en el maniqueísmo.

No comparto la visión de Savater sobre El País. No creo que El País sea un medio al servicio del Gobierno, ni que haya perdido su independencia y su pluralidad. Creo que El País sigue siendo un periódico de referencia y de calidad, que informa con rigor y que ofrece opiniones diversas y contrastadas. Creo que El País ha sabido adaptarse a los cambios sociales y tecnológicos, y que ha incorporado a mujeres y a jóvenes que enriquecen el periódico.

En definitiva, creo que el despido de Savater ha sido una mala noticia para el periodismo y para la cultura. Creo que Savater y El País se merecían una despedida más digna y más cordial, después de tantos años de colaboración y de contribución a la democracia y al progreso. Creo que Savater y El País se han hecho un flaco favor mutuamente, y que han dañado su imagen y su prestigio.

Espero que Savater y El País puedan reconciliarse algún día, y que puedan reconocer el valor y el respeto que se tienen. Espero que Savater siga escribiendo y pensando, y que El País siga informando y opinando. Espero que Savater y El País sigan siendo referentes para mí y para muchos.

Scroll al inicio